¿En qué trabaja un location manager?

¿Te imaginas poder viajar, conocer lugares y trasladar a la vida real las imágenes que un guion crea en tu cabeza? Suena muy bien, y con algunos pequeños matices ese es el trabajo del location manager, una profesión muy necesaria en el mundo del cine y la televisión. Es el encargado de traducir en espacios lo que está escrito. A continuación descubrirás 7 características del location manager, si te gusta viajar quizá hayas encontrado tu profesión ideal.

1.  Un trabajo para gente multitarea

Ser location manager no consiste únicamente en viajar y seleccionar lugares como si estuvieras dándole likes a fotos de paisajes en Instagram. Implica ser una persona activa y eficiente, ya que también incluye gestionar los permisos de rodaje — permisos con la policía por ejemplo — y ser la cara visible del departamento de producción si surge cualquier aspereza con la población del lugar.

2.  No desconecta

Al mismo tiempo, el location manager también trabaja incluso cuando no está de rodaje. Todo puede ser una localización perfecta. Almacena lugares, mira con recelo tu casa por si le fuera útil y cuando está de vacaciones se da cuenta de que ese bar al pie de la playa es un lugar ideal. Todo debe estar archivado, almacenado, ya que nunca se sabe cuándo un espacio que visitó puede ser muy útil.

3. El primero en llegar

El location manager es un trabajador indispensable en toda producción que se precie. No se puede rodar sin tener ya preparados los espacios y localizaciones que darán vida al guion. Por eso este profesional se incorpora mucho antes que el resto de equipo técnico y otros profesionales, ya que necesita tener a punto todos los permisos de rodaje.

4. Fanático de los horarios

El location manager está obsesionado con cumplir los horarios, pero porque es su trabajo. Tras gestionar los derechos de rodaje debe preparar un calendario y un horario en base a la disponibilidad de los espacios, y el resto del equipo confía en que su planificación sea la correcta.

5. Un especialista

Este trabajo requiere de mucha curiosidad, dedicación y planificación. Pero también influye la habilidad o la preferencia por un género cinematográfico u otro. De este modo, hay locations managers a los que se les da genial localizar para películas de miedo, otros prefieren dramas o ciencia ficción. Abarcar más no significa ser mejor. 

6. Para amantes de los viajes

Es una profesión que implica muchos desplazamientos, viajes y pernoctaciones en lugares remotos. Fundirse con la gente local, impregnarse de la atmósfera de un lugar. A veces. Otras no es un trabajo tan bonito en apariencia, e implica ser capaz de localizar un escenario que recuerde a las playas de California en una zona próxima a Moscú.

7. No es aburrido

Visitar lugares constantemente, guardar un registro de todo lo que ves, ser capaz de catalogar para disponer de una variedad de localizaciones completamente distintas entre sí. Fijarse en cada cafetería por la que pasa, espiar casas ajenas, planear nuevas rutas y viajes. En la variedad está el gustoSer location manager es exigente pero gratificante, y al menos no implica estar sentado en una silla frente a un monitor hasta que tus ojos quieran salirse de sus órbitas.

Estas siete características definen el trabajo del location manager. Un profesional versátil, dinámico y capaz de traducir en imágenes que fascinarán tu mirada las palabras de un guion. Viajan, planifican y espían casas ajenas. ¿Serías un buen location manager?

Fuente: CarrerasChile

Menú