Los errores que los estudiantes tienen que evitar antes de rendir la PSU

Algunos estudiantes olvidan inscribirse para la prueba, mientras que otros están repasando hasta el último minuto los contenidos, lo que no es recomendable.

Atención. Para estas últimas semanas de preparación de la PSU, que se rendirá el 27 y 28 noviembre, hay detalles que para algunos estudiantes pueden pasar casi desapercibidos, pero que son de suma importancia.

Esto porque, de acuerdo a los expertos, se ha hecho común entre los jóvenes el de cometer algunos errores básicos antes de la realización de la prueba. En la última etapa previa, lo mejor es tomar nota de aquella información importante de esta prueba de ingreso a la educación superior 2018.

De acuerdo a la psicóloga y directora de Orientación del Preuniversitario Pedro de Valdivia, Beatriz Rivera, los errores se deben más que nada a la desinformación de algunos aspectos puntales. “Por lo general se manejan muy poco en términos de información con el proceso en sí de la PSU, donde muchos no consultan cuál es su local de rendición.

Por eso se recomienda que en el proceso general ir al reconocimiento de sala, enterarse de la fecha importantes y los tiempos de duración de cada prueba”, sostuvo. De acuerdo a los datos entregados por el Demre, son 295 mil los inscritos en la prueba de este año. En ese sentido, Rivera añade que “la inscripción de la prueba es más que fundamental, porque hay algunos que no se inscriben y piensan que el establecimiento lo hace automáticamente”.

Asimismo, la orientadora del preuniversitario sostiene que “pasa mucho con los alumnos en cursos intensivos de segundo semestre que están afuera de la escolaridad que no están enterados de este proceso. A ellos hay que recordarles también”.

Repaso de último minuto

Otro error que se repite todos los años entre los inscritos a la PSU es repasar el contenido en los días previos de la prueba. Este hecho en particular se debe evitar, porque solo hace que aumente la ansiedad y los nervios.

“El error que cometen es que intentan internalizar nuevos conocimientos a última hora, y eso no es apropiado porque cuando los niveles de ansiedad son altos, si yo trato de internalizar nuevos conocimientos me puedo confundir más y surgen más dudas”, sostiene Rivera.

La experta asevera que este error es más que nada por desconfianza, por no estar seguros de sus capacidades. En esos casos, aconseja que lo mejor es “planificarse, evaluar el tiempo que tienen y que les falta, observar sus recursos y partir de ahí construir una planificación que les permita alcanzar sus metas”.

Fuente: Emol.

Menú